La mayor parte de mis interlocutores sois o habéis sido buenos deportistas, que habeis creado de esta pasión vuestro negocio. Conocer, y ser un persistente practicante de diferentes artes marciales, me permite ofreceros respuestas y soluciones a medida. Hace más de 35 años que monté mi primer gimnasio y en este tiempo he participado activamente de los cambios e innovaciones que han irrumpido en nuestro sector. Al fin y al cabo, evitar lesiones y practicar continuamente y en condiciones nuestros deportes, son prioridades que compartimos con nuestros alumnos. Estoy a tu disposición para resolver cualquier duda

Javier Campillo
gerencia@tatamiolimpicriu.com
Gerente de Tatami Olimpic Riu

tatami-titol

Historia de tatami olimpic riu

LOS INICIOS

La historia de Tatami Olimpic Riu comienza muchos años atrás, de la mano de Javier Campillo, en aquel entonces un joven practicante de artes marciales. Gran amante de distintas modalidades de combate, Javier dedicó su juventud a entrenar hasta convertirse en una de las mayores promesas del Taekwondo español. La pasión por las artes marciales le llevó a abrir su primer gimnasio en Badalona con tan solo 21 años. El gimnasio se hizo popular en la zona debido a la cantidad de profesionales que entrenaban, hasta convertirse en un centro deportivo de gran nivel.

Es en esa época, cuando nace la inquietud de Javier por conseguir un tatami de combate de nivel que ofrecer a sus alumnos. Buscando una solución firme pero a la vez que amortiguara las caídas, implementó un tatami clásico de lona de tela, con las planchas forradas con tela de saco. No existía nada más por aquel entonces, y los artistas marciales debían conformarse con un tatami aún de baja calidad.

Esa inquietud persiguió siempre a Javier, así como sus ansias de mejorar a cualquier coste su templo de entrenamiento. Los años pasaron, y Javier pasó de ser una promesa del Taekwondo a un auténtico ganador. Ganó una gran variedad de campeonatos, en los que destaca el Campeonato Internacional de Europa en 1981.

Lo que no imaginaba Javier es que, un día, los futuros campeones de distintas modalidades de artes marciales pelearían en los tatamis que él mismo iba a diseñar.

Javier pasó de ser una promesa del Taekwondo a un auténtico ganador.
Ganó una gran variedad de campeonatos, en los que destaca el Campeonato Internacional de Europa en 1981.

CAMPILLO Y RIU: LA EVOLUCIÓN

Con 28 años montó un nuevo gimnasio. El centro tuvo mucho éxito, pero Javier siguió con su idea de querer mejorar el tatami de combate para los practicantes que frecuentaban su gimnasio. Fue en este momento cuando conoció al que más adelante sería su socio y el cofundador de la empresa, el señor Riu. Javier, por aquel entonces, era Presidente de la Federación Leridana de Culturismo, una modalidad que marcó su vida, además de miembro de la junta Directiva de la Federación de Taekwondo. Tenía experiencia en todo tipo de tatamis, por haber sido practicante de taekwondo, kick boxing, muay thai, aikido, full contact y aficionado al yudo, y coincidía en que estas artes marciales no contaban con un tatami que diera el confort, amortiguación y encaje que necesitaban.

tatami-titol tatami-titol

El señor Riu aportó la solución que buscaban, proponiendo crear un tatami con lona vinílica que aportaba la calidad que no tenía la lona de tela. Entre los dos descubrieron la fórmula para extender la lona de vinilo sin arrugas, aportando al mercado un tatami blando pero de gran firmeza.

Los miembros del gimnasio no tardaron en percatarse de las características tan positivas que ofrecía el nuevo tatami, y pronto corrió la voz del nuevo invento. Un compañero de Javier, dueño de gimnasio, fue el primero en pedir el nuevo tatami para su centro. Esta fue la primera ocasión en que la sociedad de Javier y X Rius montarían un tatami para el gimnasio de otra persona. A partir de ahí, continuaron apareciendo compañeros de toda Catalunya que querían implementar el modelo de tatami para su gimnasio, y fue entonces cuando los dos descubrieron que su invento había sido aceptado por el mercado.

Campillo y Riu formaron la sociedad Tatami Olimpic Riu y empezaron a montar gimnasios por toda Catalunya. La fórmula de la lona vinílica funcionaba a la perfección, y poco a poco la sociedad fue creciendo.

Sin embargo, apareció un nuevo material en el mercado que venía de Asia, se trataba del tatami puzzle, un material indicado especialmente para el Taekwondo. La empresa de Javier lo incorporó como una alternativa más para usarlo como base de las lonas de vinilo.

EXPANSIÓN Y CONSAGRACIÓN

Tras un periodo de tiempo, Javier pasó a ser el único miembro de la sociedad, y expandió su negocio fuera de Catalunya, creando equipos de trabajo que ya cubrían España y Portugal. Y fue en este momento cuando motivado por la menguante calidad del tatami puzzle, la dificultad de la importación, y los plazos de entrega, Tatami Olimpic Riu decide invertir en la fabricación propia del tatami puzzle.

Después de 2 años de investigación, una docena de prototipos y cuantiosos recursos invertidos, Javier da con un tatami de puzzle Premium, con la fiabilidad del Espacio Económico Europeo (EEE). Un excelente producto que está tratado y trabajado bajo la normativa del viejo continente, cuya densidad es la óptima, la fricción casi inexistente debido al film protector ideado para la ocasión y el encaje es perfecto.

Después de 2 años de investigación, una docena de prototipos y cuantiosos recursos invertidos, Javier da con un tatami de puzzle Premium, con la fiabilidad del Espacio Económico Europeo (EEE).

Es así como Tatami Olimpic Riu ha superado la competencia de los importadores chinos y coreanos, ha recuperado la confianza de los centros en el tatami puzzle y se ha erigido como la empresa especializada en tatamis por excelencia.

tatami-titol
tatami-titol

El puzzle es una pieza de éxito hasta el día de hoy. La empresa de Javier trata de seguir mejorando siempre la densidad del puzzle para poder adaptarse a cada formato de artes marciales, según las necesidades de cada modalidad. Gracias a esta fórmula, el puzzle es apto para cualquier arte marcial debido a sus distintos grosores, siendo el mejor tatami posible para todo tatami de combate.

Hoy, la empresa de Javier es la única en toda España que se dedica a fabricar y vender tatamis en exclusividad, montando gimnasios por toda Europa con un histórico increíble, ingeniando un puzzle como el tatami fijo casi perfecto. El duro trabajo de Tatami Olimpic Riu sigue abriendo el camino para los gimnasios y practicantes de las artes marciales, aportando un granito de arena para que el deporte siga practicándose con la misma pasión que aún siente Javier.

Contacta

tatami-titol

Para cualquier duda o consulta,
envíame tu comentario
y en breve te contestaré

Javier Campillo

Contáctenos

Información de Contacto


  • He leído y acepto la política de protección de datos que consta en el Aviso Legal"*
    Autorizo el envío de información.

* Campos Requeridos